Una cubierta de zinc requiere una pendiente mínima del 15% para que el agua pueda correr y así no acumular residuos en tu techo.